miércoles, 8 de febrero de 2017

¿A usted le es indiferente la política?


Imagen de Pinterest

En el mundo convulsionado en el que vivimos, es imposible obviar lo que está sucediendo en el ámbito político; hemos llegado a una destrucción masiva que va desde lo interno hasta lo externo de una manera asombrosa y espeluznante si lo vemos concienzudamente.

Pensamos que llegando al siglo 21 todo iba a ser diferente, incluso de una manera más evolucionada en todos los aspectos; mirábamos el futuro como algo maravilloso con la incertidumbre que nos produce, pero llenos de ilusiones y con grandes expectativas sobre como iba a ser.

Todavía recuerdo la época en la que todos queríamos quedarnos viviendo y ahora deseando regresar. Esos momentos en que empezábamos a crecer, pero lo único que nos importaba era nuestros sueños casi sin mirar lo que sucedía alrededor; nuestras únicas preocupaciones eran estudiar y vivir el momento con miras a un futuro lleno de posibilidades.

La política para algunos de nosotros era solo algo aburrido, escueto e incluso historia en muchos de los casos; poco o nada nos importaba que estaban haciendo los mandatarios del momento y solo escuchábamos a nuestros padres comentar con sus conocidos y amigos lo que sucedía sin prestar demasiada atención. Hablo de las personas del común en que sus padres trabajadores y empresarios vivían para sus familias, educar a sus hijos y formar un núcleo familiar en que predominaran los valores sobre todo; en mi caso particular, mis padres lo fueron y lo son. Caso diferente debió ser el de los hijos de políticos y personajes con otro tipo de reputación y oficio.

El tiempo y la vida pasan, y cuando ya nos vamos haciendo mayores, algunos con la conformación de una nueva familia, otros solteros, con carreras a cuestas, trabajos obligaciones, realizaciones satisfechas y otras por realizar, vamos viendo que no podemos ser indiferentes al mundo; sobre todo, porque en el vivimos y llegamos al tan anhelado y expectante siglo 21.

¿Pero qué nos pasó? A muchos la indiferencia de aquellos tiempos nos cobró factura; no lo digo solo para los jóvenes del momento, sino por quienes no veían o no quisieron ver, lo que otros venían "orquestando" desde tiempos atrás con toda la paciencia, para llegar al caótico momento en que estamos.

Todos ignoramos las señales que la historia y los sucesos nos venían mostrando; simplemente lo mirábamos como algo pasado, que no era con nosotros ni con nuestro círculo familiar y social.

Miremos nuestros países; los que ahora son el foco de atención en América latina por ser unos de los principales protagonistas del caos que se está viviendo en la región. Obvio que no somos los únicos; que el mundo se está destruyendo poco a poco con el terrorismo y con la degradación del ser humano en la que ciertos valores no existen. Todo se ve como muy natural, incluso llamando retrógrados a quienes miramos con horror la depravación con la que convivimos en la actualidad, hablando de la parte interna a la que me referí en un comienzo de este escrito; pero también en la externa, en donde hemos destruido el medio ambiente, acabado con diferentes especies animales y vegetales, y nosotros nos estamos destruyendo como humanidad.

Hablemos de Cuba, la cual mirábamos como una Isla Exótica y bella que se había estancado en los años cincuenta a cuenta del comunismo y en la cual sus habitantes sobrevivían como pudieran ingeniándoselas para sobrellevar el día a día, la cual permitía que llegara el turismo a disfrutar de sus preciosas playas como Varadero entre otras. Todos regresaban de la Isla hablando de sus deliciosos mojitos, su Son y bellos boleros Cubanos, sus construcciones que en su época fueron una belleza y hasta sus carros clásicos que aún ruedan por la Habana. Veían un país cayéndose a pedazos por un socialismo absurdo en el que los Castro solo aumentaban su fortuna, pero no veían que desde allí, el par de hermanos fraguaban toda la extensión de su mal llamado "socialismo" con amistades muy particulares que les permitieran tener contactos suficientes para llevar a cabo su macabro plan, pero no sin antes explorar los beneficios para ellos; mientras dejaban al pueblo en la miseria.

Imagen de Pinterest

Hablemos de Venezuela, un país petrolero que ahora podría ser uno de los más prósperos y desarrollados de América Latina; un país vecino (hablo como Colombiana), por el cual muchos sentimos afecto no solo por tener muchas características en común, sino porque al compartir fronteras se han formado muchas familias bilaterales que quieren a los dos países de igual manera. Un país que se equivocó de una manera catastrófica cuando permitió que un golpista como Chávez se subiera al poder, pero más cuando se dejaron persuadir para votar por él nuevamente. Este individuo convenció a todos con su altanería que moriría por Venezuela si era necesario, haciéndose ver como su eterno comandante; y mientras engañaba a todos con promesas de convertir a Venezuela en la "gran potencia" de Latinoamericana, llenaba sus arcas personales, las de sus corruptos narcotraficantes aliados en el poder y saqueaba a Venezuela regalando oro y Petróleo a Cuba; igualmente comprando "amistades" entre ciertos políticos y mandatarios de la región para llevar a cabo su mal llamado "socialismo de siglo 21."

Socialismo que era una mezcla de desfalco al país, junto con la apertura de rutas del narcotráfico el cual ejercen el cartel de los Soles del gobierno chavista con los narcoterroristas de las farc. Igualmente, la compra obsesiva de armamento de todo tipo, el cual no saben manipular ni sus esbirros de la guardia nacional, ni su ejército, de los cuales la mayoría no tienen preparación alguna y al igual que ahora sucede en Colombia, sus generales se han dejado comprar con mansiones y camionetas para alcahuetear los abusos de poder y la miseria en que Chávez dejó al país tras su muerte y en venganza (pues decía que le habían inoculado un cáncer), dejó a un ser analfabeta, inculto, sanguinario y arrogante en el poder.

Imagen de Pinterest

Hablemos de Colombia; un país en el que muchos vivimos orgullosos de nuestra idiosincrasia  y costumbres, que teniendo flagelos como el narcotráfico, enquistados a los narcoterroristas Farc desde hace 50 años (la mayoría en el monte con algunas de sus células infiltradas en las ciudades mimetizadas entre la vida pública y política), se sentía como  algo ajeno.
Simplemente considerábamos esos problemas como estigmas impuestos por des-adaptados narcotraficantes y guerrilleros rebeldes que hablaban de un guerra inexistente, ya que ellos actuaban de manera unilateral contra la población y sus fuerzas militares.

La realidad es que esos guerrilleros eran los mismos narcotraficantes y terroristas que se estaban abriendo camino poco a poco, con la ayuda de políticos corruptos con familiares incluso militantes, como el caso del hermano de actual presidente. Santos hizo una carrera exitosa dentro de la clase alta y política del país, para llegar al poder por medio de engaños (incluso se la jugó con el operativo hecho en Ecuador en donde murió alias Raúl Reyes), para ser más convincente y tomando como base de su campaña hacia la presidencia, seguir el postulado de su mentor y antecesor Álvaro Uribe Vélez, quien  llevó a Colombia a una época próspera en donde crecieron las inversiones y la confianza; llegando incluso a disminuir a las Farc y minando su campo de acción hacia la población civil, la cual recorría el país con una nueva esperanza.

Santos, las Farc, los Castro y Chávez junto con mandatarios corruptos de la región como Correa y Evo entre otros, armaron un gran grupo "socialista, " en el que muchos de ellos fungen de demócratas. Pero sin pudor alguno, muchos ya han expuesto sus simpatías hacia el comunismo llamado socialismo en la actualidad (en otros tiempos estas dos corrientes se diferenciaban).

Ahora Santos en el poder, primero con engaño y su reelección con trampa, montajes, encarcelación y persecución a sus opositores políticos, ha ido quitando del camino a quienes podían hacer tambalear sus aspiraciones; pero no nos equivoquemos... la presidencia era solo un paso (toda su vida tuvo la paciencia para vivir del engaño hasta llegar allí); el principal es allanar el camino de las Farc hacia el poder.

Primero por medio de un fraudulento pacto de "paz" en el que acordó perdonar todos los crímenes de lesa humanidad cometidos por este grupo narcoterrorista el cual muchos comparan con Isis, para luego convertirlos en un partido político en el que sin necesidad de votación ni aprobación del pueblo, recibirán curules en el congreso de la república, con todas las concesiones que ello implica.

Siendo el presidente más corrupto en la historia de Colombia después de Samper, se ha valido de todo lo posible para imponerse igual que lo hizo Fidel Castro en su momento y Chávez en Venezuela; ignorando la votación popular, acomodando las leyes a su conveniencia, cambiando la constitución, comprando las instituciones del estado, vendiendo las empresas productivas del país y llevando la calidad de vida de los Colombianos a su mínima expresión con una carga de impuestos absurda para cubrir el hueco fiscal.

Es bien sabido de todos, que el socialismo lo primero que pretende es acabar con la clase media, hecho que sucedió en Cuba, ahora en Venezuela y Santos lo está implementando en Colombia; bien lo han dicho las Farc, que su intención es llevarnos al socialismo del siglo 21 del que hablaba Chávez y que sería una extensión del comunismo Cubano.

Imagen de Pinterest

¿Que pasa con esto? Que vamos hacia el abismo! Estos pseudo socialistas corrompieron el ámbito político de nuestros países; los jóvenes de ahora, los adultos que ignorábamos antes la política y nuestros mayores, no ven un futuro positivo ni prometedor, pues cada día surgen nuevos escándalos, fraudes y una cantidad de personajes otrora padres de la patria a la luz pública, como seres corruptos que se han valido para llegar a sus posiciones de las maquinaciones más asombrosas.

Quienes tienen hijos sobre todo, creo que no deben dormir pensando en el futuro que les espera con la destrucción paulatina de nuestros países en que estos seres despreciables que en pleno siglo 21 llegaron a la presidencia con el único fin de dejar nuestras naciones y a sus ciudadanos en la más absoluta pobreza, sean quienes jueguen con nuestras vidas de manera perversa; a no ser de que entren a la ola de corrupción en la que llenarán sus bolsillos y se podrán ir a vivir al exterior como hoy lo hacen las hijas de Chávez y sus familiares.

Así que no le interesa la política? Nadie puede ser indiferente y sentarse como simple espectador a mirar lo que otros hacen con su futuro, mientras vuelven cenizas la tierra de sus ancestros y lo que quizás podría ser la de sus descendientes.

Para pensarlo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario